Balance 2020

Imagen de Ronny Overhate en Pixabay

Resiliencia:

1. Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.

2. Capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido.

Real Academia Española de la Lengua

En este año surrealista son muchas las vivencias y lecciones aprendidas.

Me ha traído bastantes sorpresas y cambios (más que los 4 anteriores) y estoy agradecida por el punto al que he llegado y las personas que me han ayudado y acompañado por el camino.

Cambios:

  1. Yo misma: esto encadena con lo que escribiré en los siguientes puntos pero, en general, puedo decir que me conozco mejor que antes (puntos fuertes y débiles) y sé cuidar mejor de mí misma (“para cuidar hay que cuidarse”). Necesito mis momentos de liberación y descanso, valorar las cosas buenas que hago y, además, rodearme de seres queridos. He dado otra vuelta a mi lista de valores y he desengrasado mi brújula interior para saber qué es lo que de verdad me importa en la vida y, así, tomar acciones que me acerquen a ello. También considero que soy más práctica y me he quitado unos cuantos pájaros de la cabeza.
  2. La literatura. Redescubrir la literatura (en realidad nunca he dejado de leer desde que empecé con 10 años) me ha dado vida. Me he dado cuenta de que, después de leer mucho, lo que me faltaba era… ¡empezar a escribir! Este hobbie rescatado del olvido me ayuda a conectar profundamente conmigo, mis valores y recuerdos y, sobre todo, me divierte y me recuerda una valiosa lección “somos humanos y no todo es medicina”.
  3. ¡¡He terminado mi especialidad!! Me costó 4 años y medio y la tentación de tirar la toalla (menos mal que no lo hice). Ahora me concentro en recoger los frutos, seguir evolucionando como médico, con sentido común y responsabilidad, y construir mi futuro más allá de la profesión con los recursos económicos que ahora tengo.
  4. Me siento más conectada. Con mi familia, con mis amigos y con una persona especial que he conocido y que se está ganando un hueco importante en mi vida.
  5. Estoy cambiando algunos hábitos en relación con mi propia salud y economía, esto me hace sentir mucho más tranquila y segura.

En resumen, que en plena pandemia, he logrado crecer como persona y como médico, avanzar en mi vida personal y profesional y, sobre todo, sentirme más centrada y satisfecha con mi vida (aparte de la suerte de no haber perdido a ninguno de mis seres queridos).

Esto no quiere decir que no quede camino por andar (¡desde luego que sí!) pero, en resumen, mi balance es positivo.

Lo que me trae a mi palabra favorita: Resiliencia.

Que la resiliencia nos acompañe y crezca en 2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: