Un hasta pronto no es un adiós

Imagen de Hans Braxmeier en Pixabay

Tras días de intenso trabajo y poner en orden mis conocimientos acerca de la población a tratar (mi cupo de atención primaria durante unos meses), llega el inevitable duelo.

La precariedad laboral de los que no tenemos aún plaza como médicos de familia es así (al menos actualmente) y hace poquito me tocó despedirme del centro en el que trabajaba para coger un nuevo rumbo (seguiré en la Medicina Rural en otro lugar, misma isla, distinta población).

Pero me sirvió.

Vaya si me sirvió.

Desde crecer como profesional al enfrentarme a la soledad de un Centro de Salud (consultorio de Atención Primaria) periférico y ver que sí, hay menos recursos, pero que se pueden hacer muchas cosas (y que conocer a la comunidad en la que trabajas es una herramienta más).

A trabajar estrechamente en un pequeño equipo de 3 (enfermera, administrativa y yo misma) que, afortunadamente, funcionaba muy bien. Cuando todas las personas que integran un equipo están motivadas y aportan con optimismo lo mejor para unos objetivos comunes (la salud de los pacientes, la gestión adecuada de la consulta) eso da buenos resultados y genera buen ambiente.

En fin.

Hoy me siento nostálgica.

Pero eso no me frenará en seguir luchando por mi hueco en este mundo de la Atención Primaria y, quién sabe, igual en un futuro vuelva a ese cupo (o me estabilice en otro de estas características).

Ahora, a por el 2021 y sus novedades por desvelar.

Seguimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: